lunes, 22 de septiembre de 2014

Nº 4- EL MAZINGER DEL PAPEL COUCHÉ II. En la parte negativa...

Y seguimos...Sabido es que nuestro Mazinger fue visto con ojos desaprobadores durante los meses de su emisión en 1978. Ya sabemos cómo acabó la historia y el papel que llegaron a tener esas opiniones adversas en el sorpresivo final de la serie y en la consecuencia posterior de un forzado encaje de episodios meses después, ya rota para siempre su continuidad de los sábados...

Si observamos los documentos comentados en la Enciclopedia de Mazinger Z y en mi libro  ¡Mazinger! ¡planeador abajo!, se podría pensar que esa ola de descontento adulto comenzó cuando ya la serie llevaba tiempo en antena, que, por aquello de darle una oportunidad, había comenzado a mostrarse meses después, en las cercanías y durante el verano de 1978.
Pero no fue así. El disgusto por la serie empezó ya desde sus primeras emisiones, casi desde el inicio, al mismo tiempo que en los hogares se fruncía el ceño de mamás y abuelas por desdén o indiferencia. 
En el caso de las críticas publicadas, había en el fondo un disgusto por la animación japonesa en general, considerándola un subproducto de baja calidad, hecho por "computador" y sin alma ni clase. A pesar del atronador éxito de Heidi, subsistía esa visión despreciativa de la producción nipona de dibujos animados, considerada una moda perniciosa y una mala elección de los programadores. En una carta publicada en la revista LECTURAS el 12 de mayo, una lectora protestaba, con la aquiescencia y coincidencia de los redactores de la sección en la revista El lector tiene la palabra, por el , a su juicio, abuso de la emisión de dibujos japoneses:

Esta breve carta resume a la perfección lo que pasaba en la época de transición política de aquel año: las series del lejano oriente se veían como poco educativas por demasiado tiernas y dramáticas ( claro lo deja el término "seriales"). Mazinger Z se libra de adjetivos negativos, pero entra en el saco de aquello que se debería evitar en favor de programas educativos, mejor de producción propia.

La revista , al menos quién contesta en su nombre, no solo está de acuerdo con lo que dice la lectora, sino que expresa claro disgusto por esos dibujos hechos " con ayuda de computadoras" comparándolos con la animación clásica de Disney...Por tales tragos pasaron los estrenos de la animación japonesa en España.
Lo curioso es que los dibujos, a pesar de aplicarse en ellos técnicas novedosas que empezaban a desarrollarse, eran tan tradicionales como los demás, hechos artesanalmente con dibujos a mano en el mismo laborioso proceso.



Pero vamos a ver hasta qué punto se empezó pronto en la batalla contra Mazinger Z. Podemos verlo en una editorial, también en LECTURAS, ¡publicada el 31 de marzo! (27 días después del estreno) y bautizada con el contundente título de "¡ NO, A 'MAZINGER- Z' !" . Firmaba Juan Francisco de Lasa :
Pulsar para agrandar
El que las series japonesas llegaran una detrás de otra no se corresponde ( aunque podría haber sido así) con una fabricación en serie ("como churros") de las mismas, como producto fabril de baja calidad. Desde la efervescencia de fundaciones de compañias de animación en Japón, en los años sesenta del pasado siglo  ( comentada brevemente en mi libro) , la producción se multiplicó y diversificó. Lo que pasa es que aquí llegaron de manera continuada, una detrás de otra a partir de Heidi ( antecedentes lejanos fueron las emisiones en TVE de Kimba, el león blanco y Meteoro en el 69 y el 71 ), y fue a partir de la historia de la niña de los Alpes cuando algunos pudieron tener la sensación de "invasión" de productos infantiles nipones, que TVE comprobó que funcionaban. 
Aunque no se ve muy bien en la imagen, el artículo señala ( y lo ve como un mal) la duración prevista para Mazinger Z de 26 episodios, prefigurando ya en su actitud las críticas que se le harán una y otra vez, meses después, a la serie del robot : fea y pretexto para ventas masivas de cachivaches, lanzando al aire la pregunta sobre el mal criterio de TVE al escoger series para los niños.

Mientras tanto, a las revistas llegaban asiduamente cartas pidiendo más contenidos de ciencia-ficción, tipo Espacio 1999 , Viaje a las estrellas (Star Trek) o El planeta de los simios (la serie)...la primera y la última se suspendieron en su rodaje y la segunda tuvo audiencia irregular, pero...tenían su público entusiasta, quizás entonces aún en minoría. 
En Enero de 1979, TELERADIO dedica un amplio reportaje a los dibujos clásicos de Disney, la Fleischer (Popeye), la Warner Bros. ...simplemente a los críticos les gustaban los de su época infantil, como pasa ahora con los que añoramos a Mazinger y la suya...incluso habrá quién lo haga con el desdén hacia lo de ahora, que en el caso de aquellos críticos se traducía en llamar cosas tan feas como "subproducto oportunista" (¿¿??) a las series japonesas...es el mismo fenómeno crítico generacional...vamos....que a cada uno le gusta lo de sus tiempos...aquello con lo que ha conectado en sus primeros años...

Mientras, en los hogares españoles, los niños se entusiasmaban más y más con el robot luchador y sus aventuras. Mes y cuarto después de la primera crítica negativa publicada, una lectora de la revista de programación TELERADIO, dedicaba ya adjetivos concretos a la serie, en una carta dirigida a la sección "Cartas al director":
Carta del 8/5/1978 en TELERADIO.


Y comienza nombrando la sede de esa programación infantil desde 1974 con Pippi Calzaslargas: la sobremesa. Me da por pensar que este es el escrito que más explicita el descontento de los adultos por el "robo" de su sobremesa, robo que habían tolerado en parte por poder acabar mirando la tele y enganchándose, al menos una buena parte, al serial novelado que les llegaba en forma de dibujos animados...En Heidi y Marco...pero cuando llegó Mazinger Z... se produjo la expulsión e interferencia en la reunión de los adultos con el  : "calla por favor mamá/papá/abuela..." que con ojos suplicantes soltaban los niños cuando aparecía la piscina de donde emergía el robot.
Y esta es una nueva muestra de lo temprano de las críticas: la lectora nombra a Mazinger por el título de su primer episodio , que cree subtítulo del nombre de la serie, para referirse a ella como "programa estúpido, vacío y sin sentido" . Básicamente, esto no lo podían compartir con los niños, de modo que propone otros contenidos que si puedan ser compartidos, que es la hora de los adultos... Simplemente no se entendió la acción que presentaba por primera vez Mazinger Z, y por tanto no se compartió: el enfado estaba servido ¿cómo osaban poner algo así, sin ningún sentido que un adulto pudiera captar?
Esta es la carta a la que unos niños de 6º de EGB no pudieron dejar de contestar, aún sin argumentar mucho la réplica, aunque fuese 2 meses después (ver 1ª parte).

Ya comenté en la 1ª parte el intento que otros adultos, con una actitud algo diferente, aunque fuera por motivos profesionales, hicieron en la revista TELERADIO, para tratar de seguir la novedad impactante que suponía la serie, en las sinopsis semanales de la misma. Y ya nombré que el esforzado intento por dotar de una mínima profundidad al argumento, fracasó...He aquí el episodio en el que el redactor de las sinopsis ya no sabe qué poner de su cosecha y se rinde, señalando a los guionistas de la serie como responsables por su falta de imaginación...para un adulto, porque los niños, aún sabiendo lo de 1ª batalla y 2ª batalla, no dejaban de sorprenderse cada semana...



Pulsar para agrandar.
Durante los meses de mayo y junio, la serie estaba ya en el zénit de su popularidad entre los niños. Para ese entonces se preparaban varios reportajes de varias páginas en las publicaciones de nuestro pais. Antes de los tan conocidos reportajes con portada incluida de TP  (12 de junio) y la revista política TRIUNFO ( 25 de mayo), se publicaba dos días antes ( 22 de mayo) en TELERADIO el especial de Mazinger Z. 
En el caso de TP lo redactado se iba un poco por las ramas, para acabar apuntando críticas negativas, aunque de manera menos rotunda, pero el caso de TRIUNFO fue un delirante análisis que ya se comentó    detalladamente en mi libro. 
Pulsar para agrandar


Lo de TELERADIO fue parecido a lo de TRIUNFO, pero cambiando el análisis en clave política por otro en clave cinematográfica : compara a Mazinger Z con las películas de James Bond, siendo el Dr. Infierno un nuevo Dr. No...un nuevo artilugio retórico para lucimiento del escritor, que no importaba demasiado si decía algo sobre la serie ( que no de la serie). Algo había que escribir...Para portada e interiores, a falta de imágenes, se usaron los troquelados de Panrico, mostrados con efectos fotográficos, que se usaron después también en las sinopsis...no importando si se reproducía al Koji de Grendizer, al propio tercer robot de la trilogía de Nagai o a sus disco-monstruos. En la columna final, ya con menos retóricas, se acusaba a la serie de falta de imaginación. El de las sinopsis ya habría ido con el cuento...

DIEZ MINUTOS, 17 / 6/ 1978


 En un artículo inserto en la sección crítica de la revista DIEZ MINUTOS , Kultus /Flash, firmada por J. Alfaya, hay un artículo titulado "ADIÓS, MANZINGER , ADIOS", que no tiene que ver con la despedida de la serie ( es del 17 de junio, aún faltaba para eso), sino más bien con el deseo que esta se produzca. Quizás haciédose eco de lo desarrollado en el famoso análisis de TRIUNFO, el de la doble lectura, se dedica a considerar a Mazinger una apología del mundo occidental frente al bloque del Este (sin nombrarlos), mezclado con nazis (¿por qué será que cuando se quieren lanzar anatemas contra el contrario siempre se acuerdan del 3er reich?) y con las acostumbradas acusaciones de maniqueismo y belicismo, eso sí, medio escondidos, subliminales, contenidos dispuestos a hipnotizar a los pasivos infantes seducidos por la pantalla...

Todo ello no podía por menos que irritar y distanciar más y más a los adultos, que en aquel mes de julio votan en un ránking que, semana a semana, llevaba la revista TELERADIO en sus primeras páginas, EL PANEL,  mostrando al estilo hit parade, lo que más y lo que menos había gustado de las emisiones recientes de la tele. 
Nuestro Mazinger apareció por primera vez en esa clasificación el día 3, y se mantendría en ella durante siete semanas, siempre en el lado de LOS QUE MENOS HAN GUSTADO...

TELERADIO. "EL PANEL" 3/7/1978

TELERADIO " EL PANEL" 17/7/1978
TELERADIO. "EL PANEL" 24/7/1978





En esa aparición de la clasificación, TELERADIO expresa la aparente preocupación de los adultos por la conveniencia de Mazinger Z para los niños...en la semana del 17, afirma ya abiertamente el divorcio adulto de la serie...aunque el día 24, asume la situación señalando que los adultos, al fin y al cabo, no son su público objetivo... Desde esta revista de programación, no dejaron de sumarse a la lapidación adulta de Mazinger Z, pero... para ser justos no podemos dejar de señalar que reconocieron la singularidad de la serie, colocándola en los destacados del día prácticamente desde que apareció, intentando seguirla enriqueciendo las sinopsis, y, a pesar de su especial, terminar perdonándola , aunque sea con cierta condescendencia, dejando las contínuas quejas adultas a un lado, reconociendo que la serie era de los niños y que ellos no se expresan en el Panel. Lúcidas breves reflexiones...


 Pero la disidencia adulta estaba ahí, y en una hora tan importante y con tanta audiencia potencial como la sobremesa de los sábados. Pasó algo pensable , aunque fuera in extremis, y todos fueron cogidos por sorpresa, desde las publicaciones hasta los niños, aunque para ellos la sorpresa fue algo triste e irritante, de esas cosas malas que nunca se explican, A la pregunta ¿por qué?...TVE nunca dio tres cuartos al pregonero, no lo explicó y solo lo hizo, muy posiblemente sin premeditación pero sí con alevosía, a lo Remedios Cervantes en "Atrapa un millón"...
Pulsar para agrandar

Con la supresión de la serie de la parrilla televisiva ya consumada, en la sección de DIEZ MINUTOS, Kultus Flash, J. Alfaya se felicita (el 7 de octubre) de la desaparición de la serie y... carga contra Orzowei, por aquello de que es blanco...Hubiera estado mejor, dice él, algo que no insinuara que el racismo también existe entre los hombres de raza negra. De nuevo visiones cargadas de la intencionalidad del que escribe.
La redención de la animación japonesa comenzaba...

Para terminar, y como una muestra más de que el tiempo todo lo cura o lo difumina, la aversión a la animación japonesa "que nos invadía" , se moderó y atemperó en esa recta final del año 1978 (20 de octubre), siendo una muestra de ello el breve articulo de la sección VEÍAMOS AYER, de la revista LECTURAS, donde se hace un elogio a la serie Heidi, comentando el acierto al interpretar la obra de Spyri, nombrando con nostalgia sus personajes...aunque no sepamos quién diablos es el osito "Barlin"...

Lo malo es que...al acabar el elogio, critica a las "series" en las que, por contra, se relatan historias que muestran y, según quien escribe, ensalzan, la violencia y la maldad.
No la nombra pero...¿a que todos sabemos a qué se refiere?













PRÓXIMAMENTE: EL MAZINGER DEL PAPEL COUCHÉ III. Despedida y cierre.